Passage, el disco más querido de los suizos Samael. Un disco que data de 1996, pero que fue reditado con bonus extra (en realidad estos bonus son los temas del E.P Exodus). Entre los años 1991 y 1998 muchas bandas de metal publicaron sus mejores discos y otras muchas muy buenas aparecieron (Watain, por ejemplo). En otra reseña que hice de la banda dije que su disco Above era (y ciertamente lo es) su disco más blackmetalero, pero no dije que fuera el mejor. Passage sí que es el mejor de su trayectoria (aunque para otros fans su mejor disco es Ceremony of Opposites). Las letras también hablan de ocultismo y esoterismo, como sucede en el resto de sus discos, incluso los dos primeros discos tocan estos temas aunque de forma más primitiva (de forma “satánica”) de hecho en uno de ellos hay una tema que es un homenaje a Cthulhu. Y la portada de este disco (que cambia un poco en la versión reeditada) quizás sea lo más enigmático: la Luna, nuestro satélite. Para muchos es un satélite natural, para otros es un satélite “artificial”, es decir, que no es propio de la Tierra. La verdad es que la Luna parece demasiado grande (es un cuarto del tamaño de la Tierra) para ser un satélite natural de la Tierra, pero ahí está. También se dice que es más antigua que la Tierra (Helena Blavatsky así lo dice en su Doctrina Secreta, y no es la única). ¿Acaso será el proyector de nuestra realidad?(realidad holográfica como decía el científico David Bohm). Quien sabe. Mientras reflexionais esto vamos a ver los temas de este disco, que son 17, ya que están también los temas del E.P Exodus.

1. Rain. El tema que abre el disco es un tema rápido, rítmico y muy enérgico. Aunque tenga algunas partes algo más tranquilas se trata d euno de los temas con más energía del disco. Las guitarras rítmicas marcan toda la canción, y los sintetizadores le dan un ambiente épico. La lluvia divina, las lágrimas del creador demiurgo que nos sueña, y con cada derramamiento de lágrimas se producen los diluvios cíclicos que hunden una civilización y hacen renacer otra, y esa otra civilización son las semillas germinadas de las lágrimas divinas del demiurgo que sueña.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

2. Shining Kingdom. Otro tema que también se inicia de manera enérgica, pero que, sin embargo adquiere un ritmo diferente. Una canción más melancólica, más triste. Con ritmos más marcados y con un mayor protagonismo de los sintetizadores. La voz de Vorph es algo más desgarrada. Como ya he dicho son los sintetizadores los que marcan el ritmo principal de la canción. Un viaje largo, hacia el punto donde empezó todo (Punto Omega) ese punto de Luz ese reino de Luz hacia el que todo converge (para volver todo a la oscuridad primigenia de nuevo) es el viaje que debemos emprender. El viaje del conocimiento. Eso describe la letra de la canción.

3. Algel’s Decay. Con unas percusiones y un piano de fondo se inicia este tema. Un sintetizador que parece el órgano de una iglesia y un ritmo muy melancólico son los rasgos principales de este tema. Una canción que habla de la angustia y desesperación del agujero negro en el que se convierte un alma deprimida y atormentada. En esta canción letras y música van de la mano, es decir conectan perfectamente. Un tema lleno de angustia y dolor.Donde se alternan partes más tranquilas con otras más intensas.

4. My Saviour. Este tema ya es más intenso que el anterior, con un estruendo musical considerable y una intensidad mayor que en los temas anteriores. Aunque las guitarras y batería suenan con fuerza, al igual que la voz de Vorph siguen siendo los sintetizadores los que marcan el desarrollo de la canción. Los cambios de ritmo que posee son variados, hacia partes más densas, hacia partes más lentas. Nuestro salvador es cada uno de nosotros mismos, cuando encontramos la verdad en nuestro interior, cuando llega ese momento también somos el “Alfa y el Omega” somos Uno con el Todo, y alcanzamos la verdad y liberación.

5. Jupiterian Vibe. Posiblemente el tema más peculiar del disco. Su inicio es muy característico, unas percusiones tribales dan paso a unos riffs de guitarra muy agudos. La voz de Vorph irrumpe de manera violenta. La canción se vuelve oscilante y muy pesada, muy densa y plomiza. Es un tema muy propio del Death Metal. Solemne y siniestro avanza hacia su final. Esta canción fue uno de los “singles” incluso tiene video. La creación trasciende al creador, el poder de la palabra, todo está conectado, todo se mueve, hasta lo inanimado (en el video se intuye la influencia de la Luna). Todo está conectado con el Todo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

6. The Ones Who Came Before (Los que vinieron antes). Con unos ritmos casi marciales y muy machacones se presenta este tema. Unos sintetizadores de fondeo le dan una carácter más ominoso si cabe, y la voz de Vorph empieza inquietante y gana más furia conforme avanza la canción. Un tema lleno de rabia y odio contenido. Antes de las civilizaciones hubo otras humanidades (como dice Blavatsky) y otras razas; los que vinieron antes éramos nosotros, la humanidad. Parece ser que la humanidad somos avatares de nosotros mismos y fractales del multiverso los cuales formamos una porción del Todo Absoluto.

7. Liquid Soul Dimension. Tras unos pesados riffs de guitarra irrumpe un tema en el que los sintetizadores ganan más protagonismo, pero que van al ritmo de las guitarras rítmicas. Vorph canta con voz furiosa. La canción no tiene mucha velocidad pero transmite mucha energía y pesadez instrumental. Se dice que el Universo alguna vez fue líquido, y lo volverá a ser. “Solve et Coagula”, eso es lo que tiene “tatuado” Baphomet/Samael/Lucifer en los brazos. Por tanto, nuestra alma también es “líquida”, plástica, moldeable, llena de fuerza y adaptable a todo, independiente.

8. Moonskin. Uno de los temas más melancólicos del disco. Un piano se escucha durante toda la canción y es el instrumento que marca el ritmo y la melodía de la misma. La voz de Vorph es dolorosa y triste. Los riffs de guitarras también son melancólicos y tristes. Parece como si fuera una metáfora de la vida, como si nos enamoráramos de la belleza superficial de las cosas la cual no conduce a nada y es una ilusión, de ahí que diga que esa belleza se llama “Moonskin”. Enamorados de ilusiones sin sentido, que no conducen a nada.

9. Born Under Saturn. Un tema plomizo, pesado con riffs muy densos y con unos sintetizadores que transmiten desazón. Así es este tema que, además, posee bastantes cambios de ritmos y velocidades. La voz de Vorph también cambia bastante de registro según cambia el ritmo y la melodía de la canción, pero en líneas generales viene a ser todo un tema ominoso. El significado de Saturno está asociado con la muerte, el sacrificio, la mala suerte, la lucha contra el inevitable destino de cada uno, de la derrota y desilusión. También tengo que decir que está associado con Samael/Lucifer/Baphomet en su parte más siniestra, de aquello que está maldito.

10. Chosen Race. Se trata de un tema similar a “The ones who came before”. Un tema muy enérgico, contundente y pesado. Temabién se trata de un tema con bastante velocidad. La voz de Vorph también se recrudece bastante. Los sintetizadores si bien juegan un papel importante acompañando bien al resto de los instrumentos hacen de colchón atenuando un poco la crudeza y contundencia de los demás instrumentos. La raza elegida, la raza fuerte, libre, la raza que lucha contra el “miedo a la libertad” (esto es el título de un ensayo de Erich Fromm). ¿Acaso no se referirán a los 144.000?. El final del tema recuerda mucho a la pesadez plomiza de “Jupiterian Vibe”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

11. A Man In Your Head. Los sintetizadores y los efectos hechos por los mismos como son ecos de voces muy siniestras le dan a esta canción un aspecto muy tenebroso. Los riffs de las guitarras rítmicas son muy marcados, casi sincopados. La densidad y pesadez de este tema es incluso mayor que en los anteriores. Las melodías marcadas por los sintetizadores le dan un aspecto más solemne. La letras hacen alusión al despertar del hombre, del ser inteligente que tenemos en nuestra mente, que no nos dejemos guiar como ganado, como borregos por los demás, quienes crean guerras, generan miedo y destruyen nuestra libertad que tenemos innata. Despertad, no os dejeis engañar.

12. Exodus. Esta canción, y las que le siguen son del E.P Exodus. También se inicia con unas guitarras rítmicas pesadas y unos sintetizadores un tanto inquietantes. La voz de Vorph aparece tranquila en la mayor parte del tema. Los cambos de ritmo a otras partes más enérgicas y otras más tranquilas son una constante en esta canción. La migración del alma, “a través del desierto por el que fluye el Mercurio” (esta frase me recordó a la obra alquímica “De Signatura Rerum” de Jakob Böhme), hacia el reino de la Luz (Lucifer/Samael/Baphomet) y de ahí hacia el Todo Absoluto (Parabrahman) a través de la luz del Logos y la fuerza que poseemos de Él (Fohat) es nuestro destino, ese será nuestro éxodo.

13. Tribes of Cain. Con uno ritmo de sintetizadores oscilantes, una voz muy grave y unas guitarras rítmicas también oscilantes que, en ocasiones, siguen el ritmo de los sintetizadores transcurre este tema. Una canción que nos transmite una atmósfera tensa, cruel, inquietante. Las Tribus de Caín somos nosotros, la humanidad, “Profundo es el dolor del que nace la liberación”, “largo es el camino que conduce a la luz”. “Oponerse a la oscuridad no lleva a ninguna parte” porque todos venimos de esa oscuridad. Esa es el destino final de la humanidad (el Punto Omega que decía Teinhard De Chardin), volver a esa oscuridad a través de la luz.

14. Son of Earth. Otro tema que se inicia con guitarras rítmicas pesadas a las que se le unen unos sintetizadores que aportan melodía. Un tema duro, enérgico, lleno de rabia y desgarrador. Los sintetizadores aparecen y desaparecen como si fueran olas, lo que le da una sensación extraña a la canción, incluso al final del tema aparece uritmo más electrónico. a“Bienvenido al mundo de los vivos, aquí está tu castigo supremo”…”bienvenido al mundo de los muertos, aquí está tu recompensa prometida”. Esto es lo que significa ser hijo de la Tierra, estar de paso en este planeta para sufrir, y despertar de este mundo “Maya” (mundo de ilusión) para despertar una vez muerto (parafraseando un poco al filósofo alemán Arthur Schopenhauer en su obra “El Mundo como Voluntad y Representación”).

15. Winter Solstice. Otro de los temas melancólicos y tristes del disco, donde la presencia de notas de piano dominan toda la canción. Un piano que hace del tema una canción triste y melancólica. También se escuchan los demás instrumentos como las guitarras y batería, pero de manera más sosegada y triste, incluso la voz de Vorph también acompaña a esa melancolía. El sosticio de invierno en el Hemisferio Norte, el 21 de diciembre es un día muy simbólico en la cultura Occidental. La noche más larga del año, acompañada de misterio, a veces de la Luna brillante e inquietante y a veces no. Una noche llena de pureza y magia oculta y oscura.

16. Ceremony of Opposites. El tema homónimo del disco anterior. Una canción muy dura, con unos registros vocálicos muy deathmetaleros y una música muy pesada, y plomiza, acompañada de sintetizadores épicos. Incluso el propio tema es bastante épico a la vez que siniestro y duro. Pese a que n va a mucha velocidad es capad de mostrar mucha rabia y crudeza. Un tema de corte similar a Jupiterian Vibe (aunque este tema es anterior). La ceremonia de los opuestos, la parte superior se convierte en inferior (“Como es arriba es Abajo”) la fantasía se hace realidad y viceversa, todo se entremezcla, “el amor es un veneno que crece en el corazón de los débiles”…todo tiene su aspecto dual. Eterna lucha (como decía Hans Horbiger en su Cosmogonía Glacial).

17. From Malkuth to Kether. El tema más electrónico del disco, con ritmos machacones, alternados con partes melódicas de sintetizador. Pese a que se escucha la voz de Vorph no aparecen la letra de esta canción en el libreto del cd. Malkuth y Kether son dos esferas del árbol hebreo de la Kabbalah, dos sephiroth. Kether es la esfera superior, la culminación de nuestro camino para encontrarnos a nosotros mismos y nuestra libertad, y Malkuth es la esfera inferior, desde donde partimos, pudiendo escoger varios caminos.

18. Untitled. Un tema instrumental y electrónico (con algunas guitarras), melancólico, sin voces y triste despide este genial disco.

Como ya he dicho Passage es, en mi opinión, el mejor disco de Samael (para otros es Ceremony of Opposites) y pienso que se merecía una reseña. Fue el disco que marcó el punto de inflexión en su discografía. Su reciente disco “Lux Mundi” recuerda mucho al disco Passage (aunque con elementos del disco Above) incluso en la estructura de los temas. Incluso ellos mismos han reeditado este disco (y también los anteriores así como el disco “Eternal”) porque son conscientes de lo realmente bueno que es, todo un clásico. Ahora algunas fotos de la banda.

Samael también conocen a Hans Rudolph Giger (el “padre” de la criatura Alien). Hicieron una visita al museo de Giger. Samael y Giger son del mismo país, Suiza (Confederación Helvética es su verdadero nombre), y digo también porque en otra de mis reseñas nombro a Giger en relación a otra banda helvética pionera del Black Metal: Triptykon. Realmente fue pionera bajo el nombre de Hellhammer (fueron los verdaderos padres del Black Metal, allá por 1983), mutando a Celtic Frost y, finalmente a Triptykon.

Otra imagen de los suizos Samael. Banda pionera del Black Metal. Pioneros y experimentales

 

Os presento al verdadero Samael (también conocido por el videojuego Silent Hill).

 

Os presento a Baphomet. Efectivamente, son la misma entidad (junto con Lucifer) pero con diferente nombre. La banda Samael le dedica una canción en su disco Ceremony of Opposites.

 

P.D. Estos días se está celebrando en Suiza, concretamente en la localidad de  St. Moritz una reunión del Grupo Bilderberg. Habrá que estar atentos y bien despiertos ante lo que pueda venir.